Envíos e‑commerce: Guía de iniciación

Si vende productos en Internet, debe llevarlos a sus clientes. Ahí es donde entra el envío. Desde precios, embalaje, seguimiento y seguro hasta transportistas, devoluciones, rentabilidad y más, lo desglosamos y lo guiamos a través de los conceptos básicos del envío de e‑commerce.

Encabezado de introducción e‑commerce

¿Qué es el e‑commerce?

El e‑commerce (en castellano, comercio electrónico), es la venta de bienes o servicios a través de Internet. También se conoce como venta minorista online, venta minorista de e‑commerce o compras online. Los bienes o servicios se venden en una tienda web; se trata de un negocio de e‑commerce. Cuando visita una tienda online para comprar un par de zapatos, está participando en el e‑commerce. Además de la transacción de bienes y servicios online, el e‑commerce también implica la transferencia de dinero y datos. 

Existen diferentes tipos de negocios de e‑commerce: de empresa a consumidor (B2C) y de empresa a empresa (B2B). También existe el e‑commerce de consumidor a consumidor (C2C), que se lleva a cabo en plataformas online donde las personas se venden artículos directamente entre sí. El e‑commerce no solo es útil para las grandes empresas, sino que también permite a las pequeñas y medianas empresas (PYMES), llegar a mercados más grandes. Además, está en auge: año tras año, el e‑commerce se convierte en un actor más importante en la industria minorista, absorbiendo una proporción cada vez mayor de las ventas globales.

¿Qué es el envío de e‑commerce?

El envío es una parte vital del proceso de e‑commerce porque transporta productos comprados online del vendedor al comprador. Después de la transacción digital, garantiza la transferencia física de mercancías. 

Sin embargo, el envío de e‑commerce es más complejo que simplemente llevar algo al buzón. Implica la gestión de inventario, el embalaje, el presupuesto, el tiempo, el trabajo con un transportista, las devoluciones, los cambios y más. Para realizar envíos con éxito, es importante que un negocio de e‑commerce tenga una buena estrategia de envío y una buena relación de trabajo con su transportista.

¿Cuál es la diferencia entre envío nacional e internacional?

El envío puede ser nacional (en el propio país), o internacional (a través de fronteras a otros países y zonas económicas). Cuando abre una tienda web, puede optar por realizar envíos a nivel nacional, internacional o ambos.

El envío internacional tiene un nivel adicional de complejidad, ya que un envío debe pasar por la aduana cuando sale de un país y cuando entra al país de destino. Esto puede generar más requisitos administrativos, papeleo y costes. Obtenga más información con nuestra guía de envío internacional de e‑commerce.

Cómo iniciar el envío de e‑commerce en ocho pasos

Si bien el transportista es responsable de mover sus paquetes de A a B, todavía hay muchos aspectos de los que debe ocuparse su negocio e‑commerce. Antes de comenzar con el envío, los ocho pasos a seguir son:

1. Cree su estrategia de envío de e‑commerce

Una estrategia de envío es un plan de juego de logística que se adapta exclusivamente a su negocio. Abarca desde aspectos financieros como las opciones de precios de envío hasta factores de marketing como la marca y la experiencia del cliente. También hay elementos tecnológicos como la tecnología de envío integrada. Una estrategia sólida puede ayudar a impulsar las ventas y hacer crecer su negocio.

Su estrategia de envío de e‑commerce debe cubrir los siguientes temas:

  • Destinos, ¿a dónde realizará los envíos?
  • Transportistas, ¿qué compañía de envío elegirá? ¿Cuánto cobran? ¿Qué servicios necesita? 
  • Plazo, ¿con qué rapidez desea que lleguen sus productos?
  • Coste y precio, ¿cuál será el precio de envío? ¿Quién paga? ¿Ofrecerá un envío rápido o económico, o ambos?
  • Embalaje y etiquetado, ¿cómo embalará (y señalizará) sus productos para el envío? ¿Cómo etiquetará?
  • Documentos aduaneros, ¿qué documentación necesitará para los envíos internacionales? ¿Se aplicarán aranceles e impuestos?
  • Devoluciones y cambios, ¿cuál será su política de devoluciones y cambios?
  • Tecnología, ¿qué grado de integración desea que tenga el envío con su tienda web?

Ese es el punto de partida de su estrategia; ahora profundicemos en cada tema con más detalle.

2. Investigar los transportistas y sus servicios

El objetivo principal de una empresa de transporte es entregar un envío dentro de un período de tiempo determinado por un precio acordado. Pero las empresas de e‑commerce a menudo necesitan servicios adicionales de los transportistas, que pueden incluir:

  • Seguro - para cubrir la pérdida o daño de un envío durante su tránsito.
  • Seguimiento - para que los remitentes y destinatarios puedan seguir el progreso de un envío. Esto cada vez es más estándar.
  • Opciones de entrega flexibles - como tiempos de entrega personalizables, entrega urgente, entrega en fin de semana o recogida local para los destinatarios. 
  • Consolidación - agrupación de la entrega de varios envíos que comparten un destino similar para reducir costes o agilizar el despacho de aduanas.
  • Despacho aduanero - para facilitar el paso por aduana de los envíos internacionales.
  • Servicios de devolución - desde generar etiquetas de devolución hasta reclamar reembolsos de impuestos para devoluciones de envíos internacionales.
  • Funciones integradas para tienda web - las API de envío (interfaces de programación de aplicaciones), integran funcionalidades de envío directamente en las tiendas online para proporcionar tarifas de transporte en tiempo real, validación de direcciones, seguimiento de envíos o calculadoras de impuestos y aranceles.
  • Cuentas comerciales - para una mejor atención al cliente con su propio gestor de cuentas exclusivo

Puede encontrar un transportista que cubra todas sus necesidades o quizás le encaje mejor una combinación en la que se especialicen en envíos nacionales, internacionales o de devoluciones. Consulte nuestra guía de servicios de transporte de envío internacional para obtener más información.

3. Entender los costes de envío

Antes de establecer las tarifas de envío para los clientes, es importante saber qué influye en los costes de envío de su transportista. Los principales factores son:

  • Tamaño y peso del envío, ¿cabe en un sobre o en los embalajes estándar? ¿Es de tamaño extraño o demasiado grande?
  • Peso dimensional, o densidad del envío, es decir, su tamaño en relación al peso
  • Direcciones de origen y destino, el envío de larga distancia y transfronterizo conllevará un mayor costo

Tenga en cuenta otras preferencias o necesidades que pueda tener, tales como:

  • Velocidad de entrega, por ejemplo, entrega urgente en comparación con entrega normal
  • Servicios adicionales del transportista, como seguros, seguimiento o agentes aduaneros
  • Cargos de aduanas, en algunos envíos internacionales, como aranceles, impuestos y cualquier tarifa por gestión del transportista

Una vez que conozca estos detalles, puede comparar precios. Cuando tenga algunas tarifas de ejemplo, puede verificar el coste del envío en relación con el precio total del producto. 

Los costes de envío pueden aumentar sorprendentemente rápido, por lo que le recomendamos que cree una visión conjunta para ver cómo afectan a su margen de beneficio. Para obtener más información, consulte nuestra página sobre qué afecta el precio de envío.

4. Defina sus tarifas y velocidad de envío

Cuando encuentre un acuerdo satisfactorio con un transportista, en ese momento podrá definir unas tarifas e‑commerce rentables. Esto se define principalmente según su estrategia financiera y en función de quién desea que cubra el coste (usted, el cliente o ambos). 

Ayuda facilitar diferentes opciones de entrega, para que los clientes puedan elegir la que mejor les encaje. Las más frecuentes son:

  • Envío gratuito para compras superiores a un determinado valor
  • Envío de tarifa plana dentro de un país o región
  • Tarifas del transportista en tiempo real calculadas en el momento del pago
  • Entrega urgente o normal, permitiendo a los clientes elegir la velocidad de entrega en función del coste
  • Entrega o recogida local gratis o con descuento en los puntos de recogida del transportista

5. Embalaje, empaquetado y etiquetado

Cuando se trata de preparar físicamente sus mercancías para el tránsito, hay tres aspectos principales a considerar: 

Embalaje 
Los materiales en los que envuelve sus productos también sirven como una oportunidad de marca y una oportunidad para impresionar al destinatario. Los envases creativos, sorprendentes o respetuosos con el medioambiente pueden mejorar la experiencia del cliente, como lo demuestra la creciente tendencia a los vídeos de desembalaje.

Empaquetado
Además de la apariencia, la forma en que se empaqueta un envío es crucial para su llegada segura. Usar la caja del tamaño correcto, sellarla de manera segura y saber cómo empaquetar artículos frágiles con un acolchado adecuado son algunos de los principios básicos que pueden ayudarlo a evitar errores comunes de empaquetado.

Etiquetado
Una etiqueta de envío no solo debe tener los detalles correctos, sino que su ubicación en el paquete también es importante, generalmente en el lado plano más grande o más alto. Una etiqueta incorrecta o dañada puede hacer que su paquete se demore. Vea cómo etiquetar un envío para obtener más información.

6. Requisitos aduaneros para envíos internacionales

Si realiza un envío internacional e‑commerce, pasará por la aduana en el país de destino antes de que pueda llegar al destinatario. Esto supone requisitos adicionales. En concreto:

  • Documentación aduanera, ¿necesita proporcionar documentos o detalles adicionales con el envío?
  • Normativas, ¿su empresa o producto necesita cumplir con las normativas del país de destino? 
  • Aranceles e impuestos, ¿se cobrarán aranceles de importación o impuestos sobre las ventas cuando sus productos entren en el país de destino?
  • Devoluciones, ¿cuál es su proceso si un cliente solicita una devolución o cambio?

Para obtener más información, consulte nuestra guía de envío internacional de e‑commerce.

7. Devoluciones y cambios

Los envíos de devolución nacionales pueden ser bastante sencillos, siempre que tenga claro con los clientes quién cubre el coste.

Las devoluciones internacionales tienen un nivel adicional de complejidad. Si se pagaron aranceles e impuestos, es posible que deba solicitar un reembolso de la aduana en el país de destino (devolución de aranceles), así como solicitar una exención (exención de aranceles) cuando las mercancías vuelvan a ingresar a su propio país. Los transportistas internacionales a menudo pueden ayudarlo a navegar por este proceso. 

Al igual que con las tarifas y velocidades de envío, puede ofrecer a los clientes una variedad de opciones de devolución. Consulte nuestra guía de devoluciones de e‑commerce para obtener más información.

8. Comience a realizar envíos y mejore a medida que avanza

Como con todas las cosas, es mejor sumergirse y comenzar a realizar envíos, adaptando su estrategia de envío a lo largo del camino. Realice el seguimiento de sus envíos, responda rápidamente a cualquier demora o consulta de los clientes, y apunte a las mejores prácticas de envío de e‑commerce.

A medida que su negocio crezca, existen algunas funciones de envío que puede desarrollar, como:

  • Configurar una cuenta comercial con su transportista para acceder a servicios adicionales o tarifas más económicas
  • Integrar herramientas de envío en su tienda online, como opciones de envío más precisas o gestión del inventario
  • Alinear el envío con el servicio de atención al cliente y la comunicación. Eduque a los clientes acerca de cuestiones como aranceles e impuestos para que sepan qué esperar, u ofrezca asistencia al cliente
  • Considere un almacén de abastecimiento o 3PL (socio logístico externo), si está ampliando su capacidad de envío y necesita asistencia adicional.

Temas destacados