Aranceles e impuestos a los envíos de e‑commerce

Comprender los aranceles e impuestos es esencial para las empresas de e‑commerce que realizan envíos internacionales. Esto se debe a que estos cargos de aduana pueden afectar sus costes, su proceso de envío y, lo que es más importante, la experiencia de su cliente.

Encabezado de introducción e‑commerce

1. ¿Qué significan realmente "aranceles e impuestos"?

Los aranceles e impuestos son cargos de aduana que se aplican a un envío cuando sale o ingresa a un país. Y también se aplican a los envíos e‑commerce.

Los aranceles son un tipo de tasa que se cobra sobre los bienes que salen o llegan a un país, mientras que los impuestos son una tasa sobre las ventas (como el IVA o GST), que se aplica a los bienes comprados - incluidos los bienes del extranjero. 

En este artículo cubrimos los aranceles e impuestos más comunes, que son aranceles de importación (o aranceles comerciales), e impuestos sobre las ventas que se cobran a los bienes cuando ingresan a un país.

2. ¿Cómo afectan los aranceles e impuestos al envío de e‑commerce?

Para una empresa de e‑commerce que planea realizar envíos a nuevos países, es importante comprender si se aplicarán aranceles e impuestos a sus envíos, ya que estos costes adicionales pueden influir en su negocio de tres maneras:

  • A nivel financiero: Si su empresa es la que paga los aranceles e impuestos, esto afectará su margen de beneficio. También puede hacer que los productos sean más costosos para sus clientes, lo que puede reducir su nivel de ventas.
  • A nivel logístico: Los aranceles e impuestos que no se pagan con celeridad pueden causar demoras en la aduana y retrasar el tiempo de entrega.
  • La experiencia del cliente: Si su cliente es responsable de pagar los aranceles e impuestos, es esencial que lo entiendan de antemano, a través de una comunicación clara en su tienda web y al realizar el pago.

3. ¿Los aranceles e impuestos son diferentes para los envíos e‑commerce?

No, no lo son. Se aplican las mismas reglas y tarifas a los envíos de e‑commerce que a casi todos los demás tipos de envío, aunque los envíos e‑commerce son más frecuentes en particulares. Para un agente de aduanas, todos son envíos que salen de un país y entran en otro.

4. ¿Se cobrarán aranceles e impuestos a mi envío?

Esto depende de cuatro factores: El valor total del envío, el tipo de mercancía dentro, el país de origen y las reglas de importación del país de destino. Su transportista o agente de aduanas le ayudará a comprender las reglas que se aplican a su envío.

No se cobrarán aranceles e impuestos a todos los envíos - algunos no tendrán cargos porque son de bajo valor o pertenecen a una categoría de producto que está exenta.

5. ¿Qué envíos están exentos de aranceles e impuestos?

Como se mencionó anteriormente, si desea saber si su envío está exento de aranceles e impuestos, debe verificar las condiciones de importación específicas. Sin embargo, puede obtener una indicación aproximada. Los envíos a menudo exentos de derechos e impuestos de importación suelen ser:

Envíos de bajo valor comprendidos en el marco de minimus

El de minimus es un umbral para los aranceles e impuestos. Si el valor total de un envío (valor de la mercancía más costes de envío y seguro), está por debajo del de minimus, no se aplican aranceles ni impuestos. 

Este umbral de bajo valor varía según el país. Por ejemplo, el de minimus para las mercancías que entran en los EE. UU. para un particular es de 800 $, mientras que en Canadá es de 20 CA$ y en Chile es de 30 $. En la UE es de 22 €, por lo que de 22 € a 150 € únicamente se aplican impuestos, y por encima de 150 € ya se aplican tanto aranceles como impuestos. 

Un número creciente de países no tiene de minimus, lo que significa que siempre se aplican aranceles e impuestos. Estos incluyen India, Brasil, Madagascar, Líbano, Libia y Kenia. Otros países como Noruega, Suiza, Australia y la zona económica de la UE cambiaron recientemente su legislación de importación en respuesta a un mayor volumen de envíos de e‑commerce. Visite nuestra página sobre normativas de envío relacionadas con el e‑commerce para obtener más información.

Bienes con exenciones de aranceles o impuestos

Algunos bienes pueden calificar para una exención o una tasa del 0 %. Esto depende del tipo de producto y de dónde se envían. Por ejemplo, un envío con novelas origen Australia destino Reino Unido, tendrá un tipo de arancel (o tarifa arancelaria) del 0 % y un tipo de IVA del 0 %, porque son las tasas de importación de libros en el Reino Unido.

Consulte con su transportista o agente de aduanas si sus bienes califican para una exención de impuestos o aranceles, o ambos. Es posible que deba proporcionar una prueba de origen en su documentación de envío.

6. ¿Cuántos aranceles e impuestos se cobrarán?

Los aranceles e impuestos son diferentes para cada envío. El importe depende del valor de los bienes que envíe más los siguientes detalles que debe proporcionar en la factura comercial:

Para calcular el arancel, el valor total del envío se multiplica por la tasa del arancel de importación del país de destino (generalmente entre el 0 y el 10 %, dependiendo de la mercancía). 

Para calcular el impuesto, el valor total y el importe del arancel se combinan y luego se multiplican por la tasa impositiva del país de destino (generalmente entre el 0 y el 25 %). Haga clic aquí para más información sobre cómo se calculan los aranceles e impuestos.


Valoración correcta de los bienes 

Dado que la aduana utiliza el valor del producto para calcular los aranceles e impuestos, es importante indicar el valor real de sus bienes en la factura comercial. La infravaloración puede generar retrasos en el despacho, multas de aduanas y tarifas de transporte adicionales para el remitente o el destinatario. En el peor de los casos, las mercancías pueden incluso ser confiscadas o destruidas. 

Si la aduana encuentra que sus envíos e‑commerce están infravalorados de forma repetida, las multas pueden aumentar y todos sus envíos serán revisados cuidadosamente por las autoridades aduaneras. Lea más sobre cómo declarar el valor de sus bienes.

7. ¿Quién paga los aranceles e impuestos de un envío e‑commerce?

Usted, el vendedor de e‑commerce, puede decidir quién es responsable de pagar los aranceles e impuestos de un envío. Puede hacerlo seleccionando y escribiendo los Incoterms® en su factura comercial. Estos Incoterms o términos comerciales internacionales, describen si el remitente o el destinatario deben cubrir los aranceles e impuestos, por lo que es esencial ser franco al respecto con sus clientes. 

Hay diferentes Incoterms® entre los que elegir. El que elija dependerá de lo que venda, a dónde realice el envío y del tamaño de su negocio. Las dos opciones principales para las empresas de e‑commerce son:

Incoterms® DDP: El vendedor paga los aranceles e impuestos 

Si utiliza Incoterms® DDP (entrega con arancel pagado), el vendedor/remitente es responsable de pagar los aranceles e impuestos a la aduana del país de destino. Puede hacerlo de dos maneras; pagando de su propio bolsillo o calculando y cobrando los aranceles e impuestos a su cliente cuando finalice una compra al momento de pagar. 

A posteriori, usted o su transportista los abonan directamente en la aduana. Si su transportista paga en su nombre, le facturarán más tarde, a menudo con una tarifa de procesamiento añadida. En tales casos, recuerde indicar el número de cuenta de su transportista en el albarán.

Incoterms® DAP: El cliente paga los aranceles e impuestos

Si utiliza el Incoterms® DAP (entrega en un punto, anteriormente conocido como DDU - entregado, impuestos no abonados), entonces es responsabilidad del destinatario/comprador pagar los aranceles e impuestos en la aduana. El vendedor debe comunicar esto a los clientes por adelantado, generalmente al finalizar la compra con una exención de responsabilidad. Ayuda el indicar la misma información en otras páginas de su tienda web. 

Si su destinatario es responsable de pagar los aranceles e impuestos, la autoridad aduanera se comunicará con ellos directamente. Para envíos de bajo valor, el transportista puede pagar los cargos de aduana por adelantado y luego facturarlos al destinatario, a veces con tarifas adicionales por gestión o pago por adelantado.

Si el destinatario se niega a pagar, se notificará al remitente y se le pedirá que cubra los costes. Si ninguno de los dos paga, la mercancía puede ser devuelta por cuenta del remitente o incluso destruida por la aduana. Por lo tanto, es esencial informar a los clientes de los posibles costes con antelación.

Responsabilidad no definida 

Si no hay Incoterms® en la documentación de envío, los aranceles e impuestos se cargarán automáticamente al destinatario. 

Tenga en cuenta los recargos

Además de los aranceles e impuestos, los remitentes o destinatarios a veces pueden enfrentarse a cargos adicionales de gestión de despacho del transportista o agente de aduanas. Estos pueden ser para el pago anticipado de aranceles o por la gestión y aprobaciones de autorización especiales. 

Para evitar sorpresas, pregunte a su transportista qué cargos adicionales puede esperar para que sus mercancías pasen por la aduana en el país de destino.


Temas destacados